fbpx

Posts Tagged
‘teambuilding’

Home / teambuilding

Septiembre es nuestro mes aniversario y queremos compartir nuestra celebración con vos. Han sido 15 años de mucho trabajo y logros, todo conseguido gracias a nuestro equipo y a las compañías que apostaron y apuestan por nuestras ideas, conceptos y estrategias.

Hemos tomado riesgos, hemos sido audaces y hemos conseguido nuestra propia forma de hacer las cosas, de ofrecer siempre un servicio innovador. Por todo esto y más, te dejamos un video que expresa la manera en la que concebimos el trabajo que nos apasiona y nos hace crecer día a día.

¡Qué lo disfrutes!

https://vimeo.com/139629501…

septiembre 11, 2015

/

Por: abcom

/

Tags: Alejandra Brandolini, Comunicación Interna, Liderazgo, storytelling, teambuilding

/

Categorías: abcom

Siguiendo con los festejos de nuestro mes aniversario te invitamos a que recorras nuestra historia mediante el siguiente video; que es un recorte de toda la experiencia, logros y alegrías que nos ha dado nuestra labor. Gracias a todas las compañías que confían en nosotros, gracias a todo el equipo que pone su dedicación día a día en cada proyecto, gracias a todos por ser parte de la familia AB.

 

https://vimeo.com/138917325…

Llegó el gran día y quién más podría contarnos los entretelones de estos 15 años si no es nuestra querida presidente Alejandra Brandolini. En esta entrevista reflexionamos sobre el crecimiento y los desafíos de AB, de su equipo y el futuro de la Comunicación Interna.

¿Cómo te encuentran estos 15 años de AB y cómo te estás sintiendo?

Es difícil describir los sentimientos. Siempre todo empieza con un sueño, y esto empezó mucho antes de los 15 años. En el año ’94, vi la brecha enorme entre lo que la empresa hacía puertas afuera y lo que sucedía hacia adentro, entonces, bajo un espíritu de servicio y preguntarse por lo que uno puede hacer por el otro, planté en i interior la semilla de lo que hoy es AB. Hoy hace 21 años que germinó esta idea, y estoy orgullosa de la empresa que tenemos.

Eso en relación a la gente que conforma AB, ¿y en relación a Alejandra? ¿Qué ha cambiado?

Ha cambiado mucho. Tengo una familia que ha crecido mucho y ando con ganas de volver a estudiar. Lo que pasa es que he aprendido que el día tiene 24 horas. Tengo puestos de mucha responsabilidad como el Board de la Global Alliance, FAME, Vital Voices, y otros. Pero creo que en cada lugar sigo manteniendo un discurso que no dista mucho del que tenía a los 16 años: soy una pateadora de tableros, y la verdad es que no me importa reconocer que me gusta salir de las estructuras y que en ese momento nadie entienda lo que quiero o hacia dónde voy. En la vida uno tiene que salir de las zonas de confort si quiere algo. Hay que tomar riesgos. Te podés equivocar, pero siempre son aprendizajes. Yo prefiero equivocarme haciendo que no haciendo.

Evidentemente, AB aprendió mucho en todo este tiempo, ¿cómo creés que la consultora ha salido adelante en un país donde no es poca cosa cumplir 15 años en el mercado?

Primero, con la apuesta a los jóvenes. Creo que mis socios, tanto Martín como Natalia y Patricia son personas increíbles. También las personas del equipo. Son todos excelentes profesionales y tienen muchos valores. Como admiradora de William Buffer, estoy convencida de que cuando uno recluta gente, lo hace por la inteligencia, la innovación y la integridad, y que las dos primeras sin la tercera, no sirven para nada. Yo creo que la integridad es algo que nosotros poseemos como equipo e individualmente.

¿Cómo describirías al equipo de AB y a los productos que hacemos?

El equipo me asombra cada día, por ejemplo, ayer tuve una reunión con Pablo y me dio una lección. Todos son maravillosos, me encanta el potencial que tienen, todo lo que van reinventando. Me encanta la selección, como detecta Martín el talento. Me siento acompañada por todos, cada uno en lo suyo y dando siempre lo mejor.

Creo que somos una empresa muy humana, sentimos mucho, y con sentido del humor. Nos alegramos por el otro y vamos todos empujando hacia el mismo lado. Definitivamente esto te hace un disfrutar de un buen equipo y eso es un valor en sí mismo.

¿Creés que esto distingue en su cultura e identidad a AB de otras empresas?

Sí, totalmente. Nosotros nos nutrimos uno al otro. El respeto también es otra cualidad que nos distingue…

¿Y nuestra forma de mirar la comunicación?

También, porque somos profundos analizando y eso nos permite ser muy honestos con el cliente. Con respecto al diagnóstico, nos distinguimos del resto porque estamos analizando a la organización en toda su magnitud comunicacional y cultural. Tenemos esa macrovisión debido al background teórico que tenemos porque todos amamos lo académico, y esa bajada a la realidad de caminar tanto y en distintas empresas, distintos rubros. La combinación de teoría y práctica nos hace diferentes.

Este año AB desembarco en México y España, ¿qué nos podés contar?

Hay mucho potencial. Muchos hacen comunicación interna pero sólo en temas de canales. Después hay varios que vienen de Recursos Humanos, donde la comunicación acompaña planes de compensación y beneficios, pero una consultora de comunicación interna y cultura organizacional como nosotros, con estrategia, auditoría y contenido hace falta.

Además, conocemos la Región porque la hemos caminado y esto no significa ir a una charla, implica conocer la cultura, y creo que ahí está lo mejor que hacemos: interpretar culturas y ser curiosos permanentemente.

En España tenemos un desafío muy grande. Estamos armando el Área de Comunicación Interna con una agencia a la que queremos mucho que es Dedalo Comunicación.

Para finalizar, ¿cuáles pensás que son los desafíos de AB de cara al futuro?

Nosotros somos una fábrica de comunicación y queremos seguir en ese nicho. Vamos a seguir cuidando a cada cliente, con dedicación, detectando nuevas necesidades, aggiornándonos permanentemente. Estamos abiertos al conocimiento, abiertos a nuevos proveedores, a nuevas alianzas, en permanente contacto. Nuestro desafío es seguir creciendo.

 

¡Gracias Ale! y ¡Feliz cumple a todos los que formamos parte de AB Comunicaciones!

 …

La semana pasada brindamos el primer Workshop de CI a los Referentes de Comunicación Interna del Banco Ciudad, y en esta nota te contamos cómo llenamos de entusiasmo a los colaboradores sobre su nuevo rol, utilizando el juego como estrategia.

Porque comunicar no es tan NATURAL como parece, les propusimos a los presentes que detectaran las características más importantes que debe tener un referente de comunicación interna para transformarse en un Súper Referente.

El trabajo en equipo posibilitó no sólo el intercambio de ideas, sino también de risas y apoyo mutuo, generando un espacio de integración para los colaboradores de distintas áreas.

“Ultra feedback activado” y “Si tiene un problema de comunicación, el Súper Referente tiene la solución” fueron algunas de las frases elegidas para identificar a estos Súper Héroes de CI, y los atributos principales de su labor:

  • actitud positiva, acompañada de escucha activa y trabajo en equipo.
  • la misión de ser nexo entre sus compañeros y los niveles jerárquicos de la institución.
  • comprender la importancia de formar parte de un plan mayor, y que sus acciones son fundamentales para mejorar la institución.

 

El juego, y sus infinitas posibilidades de creación, es una herramienta eficaz para desarrollar y fortalecer la integración de los equipos de trabajo. Posibilita y sugiere un debate en un tono distendido, insumo fundamental a partir del cual se generan ideas y se puede medir el clima interno.

Los adultos que juegan pueden seguir creciendo…

De acuerdo con  el doctor Stuart Brown, director del Instituto Nacional del Juego en EEUU,  algo que “tienen en común los ganadores de premios Nobel, empresarios innovadores, artistas e intérpretes, y los mamíferos más exitosos en adaptarse al entorno” es que juegan con entusiasmo durante toda su vida[1].

Promover este tipo de actividades podría resultar un aporte innovador para la organización y para sus miembros. La actividad lúdica nos vuelve más jóvenes, proporcionando descanso, alivio y distención, permitiéndonos tomar distancia de nuestras preocupaciones, lo cual nos deja la mente más fresca y abierta para pensar nuevas y mejores ideas.

Abrí las puertas de tu empresa a la vitalidad, el optimismo, la innovación, la empatía, el aprendizaje, la cooperación y el sentido de pertenencia, estos son los beneficios que trae aparejados una buena dinámica de juego.

 

Si te gustó la nota podés compartirla en tus redes sociales y si te interesó el tema, seguimos conversando en este artículo

finall finallll

 

 

 

[1] Nota: “El juego, tan importante en la niñez como en la vida adulta” http://www.ecolife.co/index.php/ecobienestar/167-el-juego-tan-importante-en-la-ninez-como-en-la-vida-adulta

Llega fin de año y es una gran oportunidad para decirle gracias a todos los que nos aportaron su tiempo, su energía y su talento para llegar hasta acá.

En tiempos en que la gestión de la felicidad cobra cada vez más sentido, el simple acto de agradecer a nuestros colaboradores se transforma en uno de los gestos institucionales más nobles. No se trata de organizar el gran evento de fin de año, ni de armar una súper-mega producción. Sólo se necesita decir “gracias”.

¿Cuándo fue la última vez que te acercaste hasta el puesto de tu compañero o colaborador, para decirle cara a cara lo mucho que te ayudó a cumplir con el proyecto que te habían encomendado? ¿Hace cuánto que no le decís a esa persona que hace tu trabajo más simple lo  importante que es para tu función en la empresa?

Sí hacés memoria, seguramente pasó mucho tiempo de esto. Claro, sin dudas podés decir que todos tus emails, o tus conversaciones terminan con un “gracias”. Pero seamos honesto, la mayor parte del tiempo, ese agradecimiento no es más que un protocolo de formalidad.  El desafío entonces está en lograr que el “gracias” tome una nueva dimensión.

Algunas de las mejores prácticas que pude observar en distintas compañías son muy simples, y prácticamente no tienen costo. Les dejo algunas de las más interesantes.

1 – Photothanks: es tan simple como tomar una hoja y escribir gracias. Con la hoja en la mano cada colaborador se saca una foto y luego se la envía por correo electrónico a aquellas personas que realmente aportaron valor a su trabajo. Bien sencillo y sin costo. Además, suma el hecho de poder verse la cara cuando se trabaja con dispersión geográfica.

2 – El muro de los agradecimientos: se coloca una gran pizarra o tira de papel sobre una pared de la compañía en espacios de circulación común. Cada colaborador puede dejar su agradecimiento escrito nombrando a las personas o equipos con quienes trabajó intensamente durante el año, personalizando el mensaje.

3 – Tarjetas Felices: mandás a hacer una plancha de tarjetas de 9×6 cm. cada una, con caritas felices tipo emoticons, y dejás un espacio destinado libre para poner “De” y “Para” con alguna frase de agradecimiento corta. Cada colaborador recibe hasta 10 tarjetas que puede regalar a las personas con las que compartió distintos proyectos en el año. Además, la acción propone moverse de un escritorio o puesto hacia otro para entregar en mano la tarjeta.

Y como estas actividades hay miles. Lo importante es aprovechar el momento del año, y poder darle un “gracias” sincero y distinto a toda esa gente que compartió tu esfuerzo y dedicación….

octubre 8, 2014

/

Por: abcom

/

Tags: Comunicación Interna, Liderazgo, teambuilding

/

Categorías: Comunicación Interna

Aprendemos haciendo, no caben dudas: cada experiencia nos regala un poco de sabiduría.

Cuando niños, los primeros juguetes nos brindaban información valiosa sobre lo áspero y lo suave, lo pesado y lo liviano, lo cercano y lo distante. Pero, sobre todo, nos abrían la posibilidad de conocer un mundo nuevo: cómo pueden nuestras manos manipular objetos, nuestros ojos percibir colores y nuestros oídos identificar melodías.

Más grandes, jugando con amigos, aprendimos a compartir y, bueno, también a no compartir: forjamos una personalidad e interpretamos la de los demás, en un diálogo constante con gustos e intereses propios y ajenos. Nuestra vida es un gran proceso de comunicación.

Y ya de adultos, cuando nos quisimos acordar, nos encontramos con una agenda repleta de citas, reuniones, compromisos y más compromisos. Y no percibimos que estamos dejando pasar la posibilidad que nos da el juego de conocernos mejor a nosotros mismos, a los demás y a nuestro entorno.

¿Dónde fue a parar esa capacidad de aprender jugando? Bueno, en realidad, a ningún lado. Nunca se fue, está en nuestro interior y podemos volver a disfrutarla.

¿Vale la pena incluir  en lo laboral el espacio de juego?

Creemos que sí. Y que los resultados pueden ser más que positivos. Con una adecuada estrategia de comunicación es posible capitalizar nuestras características humanas para que la gente en tu empresa encuentre espacios que posibiliten arribar a conclusiones importantes, pero por un camino distinto.

Cuando gestionamos un encuentro lúdico con un objetivo bien determinado, facilitamos los diálogos generando encuentros. Todas las personas de la empresa son responsables de la comunicación, y los líderes aún más. Y como tales, recorren un aprendizaje continuo en el cual ponen en juego sus habilidades como gestores emocionales.

El juego nos entusiasma, nos moviliza y nos libera de ataduras, nos propone una situación que nos conecta con fibras sensibles que fluyen en libertad. Si combinamos una consigna desafiante, mucho de trabajo en equipo y una pizca de competencia…

El desafío de gestionar estas estrategias de comunicación no descansa plácidamente en hacer que el mensaje llegue. Eso es fácil. El apasionante proceso de la comunicación no se agota en lo dicho o en lo hecho, apenas allí comienza la maravillosa construcción.

El gran objetivo es hacer que los protagonistas crean en el mensaje porque lo han descubierto por sí mismos.

Algunos tips para tener en cuenta:

1- Crear el clima: procurar el espacio adecuado y comunicar claramente los objetivos;

2-Disminuir la improvisación: La actividad lúdica, el juego, busca un objetivo claro, por lo tanto requiere de una mirada estratégica;

3-Respetar las personalidades de los participantes: la idea es incluir, fomentando la comunicación entre todos, ¡incluyendo excéntricos y tímidos!

4-Abordar las conclusiones de manera participativa: Es importante acompañar a los participantes en el proceso de reflexión final, procurando que puedan manifestar lo que han descubierto.

 

¿Te animás a jugar como chicos para reflexionar como grandes?

Invitemos a otros compartiendo esta nota en tus redes sociales.

¡Gracias!…