Alejandra Brandolini: profesionalismo en comunicación.

La presidenta de ABCOM recibió el Premio a la Trayectoria del Consejo Profesional de Relaciones Públicas (CPRRPP). Mujer, empresaria, líder y abcomer, Alejandra Brandoloni sigue trabajando por la equidad.

A mediados del año 2000, con una gran crisis en puerta, Alejandra Brandolini fundó su propia agencia. Hoy, después de más de dos décadas de trabajo, Alejandra no sólo es una de las líderes en el campo de la comunicación y la cultura, sino una mujer líder en el mundo empresarial. Una mentora para quienes desean crecer, una mano de apoyo para colegas y, siempre, una excelente compañía. Así es la presidenta del Foro Argentino de Mujeres Empresarias (FAME) y embajadora de Voces Vitales Cono Sur, Alejandra Brandolini. Así es nuestra presidenta, Ale de ABCOM.

Hace pocos días, en La Noche de las Comunicaciones, recibió el Premio a la Trayectoria del Consejo Profesional de Relaciones Públicas (CPRRRP). En esta entrevista, nos cuenta qué significa ese reconocimiento y por qué es importante para ella promover el liderazgo de mujeres. 

Una sorpresa

“Después de 16 años de ser miembro de la comisión directiva del Consejo recibo este premio que me llena de satisfacción, pues fue elegido por mis colegas”, dice Alejandra. 

El Premio a la Trayectoria llegó apenas unos meses después de dejar la comisión, ya que el Consejo establece que ningún miembro de la misma puede estar nominado. “Esta sorpresa me permitió ver en retrospectiva tantos años dedicados a jerarquizar la profesión y a entusiasmar a los jóvenes profesionales con mi pasión por hacer. El legado más grande es la Maratón Solidaria: ayudar a ONGs con estrategias de comunicación. Vamos por la 24 edición”, cuenta con orgullo.

Primero AB Comunicaciones, hoy ABCOM

El camino para llegar al reconocimiento empezó mucho tiempo antes. “La empresa donde trabajaba fue adquirida por americanos. Era agosto de 2020, un contexto súper complicado”, explica Alejandra Brandolini y da contexto al nacimiento de AB Comunicaciones, agencia que luego se transformaría en ABCOM. 

“Me fui con Natalia Hopkins, renté una oficina, le puse colores vitamínicos y los collages que había heredado de mi tía Lilia. Al año estábamos alquilando una oficina vecina. Ya estaban Patu y Tincho más Vivi. Éramos 5. El trabajo en equipo en un clima de respeto y cordialidad fueron medulares junto al profesionalismo de un background teórico y una bajada realista impecables”, cuenta Alejandra. 

Luego de 22 años en el campo de la comunicación y la transformación cultural, la ABCOM de hoy tiene a Patu, Patricia Moirano, como CEO, y a Tincho, Martín González Frígoli, como director de Consultoría y Metodologías. Alejandra, presidenta y abcomer, la define como una empresa que aprende todos los días, donde el centro son las personas y donde todos tenemos una veta social, un gran compromiso y vocación de servicio que se manifiesta en cada acto. Es un espacio donde creemos en lo que hacemos. Accionamos desde nuestro lugar para construir un mundo más equitativo y sustentable para todos”. 

Mujeres líderes 

Trabajar por la equidad de género es una de las acciones que Alejandra lleva adelante todos los días. Lo hace desde la presidencia de FAME, pero también como embajadora de Voces Vitales Cono Sur. A lo largo de su carrera ha sido mentora de 70 personas, entre ellas 57 mujeres. 

“Para mi, promover el liderazgo de las mujeres es promover un motor para el progreso económico, político y social de la comunidad, algo que se hace a través de mentoreo y mediante el tendido de puentes para vincular a diferentes referentes y audiencias”, explica. 

El Premio a la Trayectoria, entonces, llegó para reconocer su trabajo como profesional, pero también su compromiso con la comunidad. Es que resulta imposible separar uno de otro: “apoyo a mujeres líderes para promover sus derechos y sus oportunidades para lograr equidad salarial y un balance entre lo profesional y personal”. Así es Alejandra Brandolini. Así es nuestra Ale de ABCOM, enorme orgullo para todo el equipo.