fbpx

Archive for the
‘Comunicación digital’ Category

julio 4, 2019

/

Por: abcom

/

Categorías: Comunicación digital

Es común creer que cuando hablamos de social media estamos hablando de redes sociales. Este post viene a echar luz sobre esta confusión y, además, te resultará útil como para ingresar en la jungla digital que hoy captura la atención de casi 4,3 mil millones de personas que se conectan a Internet, y 3,4 mil millones de usuarios de medios sociales a nivel global como indica el informe de Hootsuite para este año.  

Sin entrar en tecnicismo, cuando hablamos de social media nos referimos a todos las plataformas y herramientas digitales que nos permiten entablar conversaciones de valor con distintos públicos de interés. De esta manera, no sólo Facebook, LinkedIn, Twitter, e Instagram deben formar parte de tu plan de social media. También es necesario que incluyas tus blogs, whatsapp, foros, wikis, y toda herramienta o plataforma digital donde como organización o marca propongas un ida y vuelta con tus públicos o usuarios.

Un plan cuidadosamente diseñado y una estrategia sólida por detrás impactará positivamente sobre la reputación de la compañía, sus productos y servicios, y por qué no, sobre la marca empleadora de la organización. Por el contrario, adentrarse a la deriva en el mundo del social media es un pésima decisión que podría destruir la reputación off-line de la organización o marca. 

Con un índice de entre el 60-76% de usuarios activos de social media para España, México, Perú, y Argentina respecto de su población, es muy difícil no pensar en tener y desarrollar una estrategia para el ecosistema digital. Nada tiene que ver con la antigua creencia de que con tener una página web era sinónimo de tener presencia digital. Hoy más que nunca los consumidores se han consolidado como prosumidores de los productos y servicios que quieren y compran, y los colaboradores son los principales embajadores de las organizaciones para las que trabajan, por sólo mencionar dos tipos de públicos. En otras palabras, ya no es opción para una organización no participar de la conversación sobre su marca o producto en medios sociales. Sin embargo, ser los promotores de esas conversaciones puede ser la base fundamental para mostrarse transparentes, responsables, receptivos y seguros de lo que hacen y de cómo lo hacen, en una combinación perfecta de storytelling/storydoing.

Sí. Se está haciendo largo, pero valoramos tu esfuerzo por haber leído hasta acá y si compartís las ideas de que expusimos en los párrafos anteriores, entonces a continuación te dejamos los cinco pasos para construir tu plan de social media:

1 – Definí con claridad los objetivos de tu plan

Como cualquier plan de comunicación, tu social media planning necesita tener objetivos claros. Nuestra recomendación es que uses el método S.M.A.R.T. para el diseño de objetos asegurando que los mismos sean específicos, medibles, alcanzables, realistas, y temporales. Mientras mejores sean tus definiciones, más simple será el resto del proceso. 

Un último consejo es que establezcas no más de 3 a 5 objetivos para que puedas tener un proyecto gestionable. Recordá que esta metodología que te proponemos te permite controlar la variable tiempo por lo podrías definir objetivos por trimestre que te permitan ganar capacidad de gestión y agilidad al momento de tener que revisar o cambiar algo.

2 – Diseñá tu estrategia de conversación para cada canal

Como sabés, cada plataforma tiene sus públicos y estilos diferentes, por eso es muy importante que establezcas los criterios conversacionales y de publicación que vas a utilizar en cada canal. Asegurate también de que el tono de comunicación de tu marca/producto sea el mismo en todos los medios y plataformas. Si por alguna decisión estratégica debés variar el tono, procurá que los cambios sean sutiles. También es importante que elabores tu documento de preguntas/respuestas frecuentes para gestionar la conversación. 

3 – Elaborá una agenda de temas clave y un calendario de trabajo

Armar tu agenda de temas clave, cuando se publica qué y en qué canal es indispensable para la gestión. Sin perjuicio de los distintos temas a comunicar que puedan surgir, deberías tener una planificación crítica de conversaciones que quieras entablar en cada uno de tus canales y plataformas. Recordá que de haber temas que se repitan para los distintos medios sociales, siempre es bueno preguntarse si se puede hacer algún giro en función de las expectativas del público para las distintas plataformas, en línea con los criterios de conversación definidos en el punto anterior.

4 – Establecé tus KPI´s y puntos de control

Dijimos que uno de los puntos clave del social media planning es la definición de objetivos medibles. Por esto, fijar los indicadores de performance (KPI) será esencial para el control y seguimiento de la estrategia. Una buena medida es contar con no más de 7 KPI por objetivo. Acordate que si bien estamos acostumbrados a medir en números, la medición cualitativa también es necesaria y aporta datos de gran valor a la gestión. Un claro ejemplo es poder medir cualitativamente los sentimientos que genera la marca con su público a partir de los comentarios que se realizan en sus medios sociales.

5 – Preparate para cualquier contingencia

Cualquier estrategia de comunicación implica exponerse al menos a un mínimo escenario de riesgo. Tener definido un plan de gestión de crisis para la estrategia de social media es tan importante como contar con una una estrategia de negocio. Al igual que en el mundo offline, el ecosistema de medios sociales tienen una gran capacidad para desplegar una crisis reputacional sin precedentes en unos pocos minutos. Por eso, al momento de construir el social media planning no puede faltar el documento de gestión de crisis con todas las definiciones necesarias. Si necesitás algún punto de partida para diseñar tu Plan de Crisis Social Media podés consultar este post.

Te invitamos a sumar tus comentarios, sugerencias y experiencias sobre la gestión estratégica de tu social media planning, y como siempre contás con todo el equipo de ABCOM para acompañarte en la cruzada de crear conversaciones que importan.

¿Se acuerdan de aquellos tiempos en que guardábamos archivos en un disquete? Y cuando nos sorprendieron sus hijos los Compac Disk? Al poquito tiempo, llegaron los DVD de mayor capacidad y, luego, los nietos: los pendrives. Todos estos dispositivos de almacenamiento han muerto o están en eso. Nunca nos imaginábamos computadoras sin disqueteras y mucho menos sin puerto usb, lo que los últimos modelos de computadoras han dejado rápidamente de traer. La famosa “nube” ha arrasado con todos nuestros dispositivos físicos de almacenamiento.

Y recuerdan aquellos tiempos en que adjuntábamos archivos de texto que iban y venían por correo electrónico con cientos de modificaciones? Algunos anticuados lo siguen practicando.

Hoy podemos brindarles herramientas a nuestros colaboradores para que tengan más eficiencia en sus tareas y  les resulte más sencillo y cómodo trabajar.  Pero para esto es necesario crear una cultura de trabajo colaborativo basado en la nube, y dejar atrás el modelo on desk.  

Como todo cambio organizacional es necesario preparar el escenario antes de lanzarse de lleno a la nube. Sin dudas, el primer desafío será encontrar y capacitar a los primeros colaboradores en subirse a la ola colaborativa, para que estos después sean los principales influenciadores del cambio. Como decimos en cualquier proceso de change management, la mejor enseñanza es predicar con el ejemplo. En este sentido, también será necesario identificar claramente las ventajas del cambio para la organización, y específicamente, para todos los empleados que trabajan en ella, sobre todo cuando en su conducta prima el modelo on desk.

Aquí te compartimos algunas de las ventajas que se comunican con mayor frecuencia:

  • Accesibilidad: es posible trabajar, crear, compartir y editar proyectos y demás documentos desde cualquier ubicación geográfica y en cualquier momento.
  • Seguridad: se reducen ampliamente las posibilidades de pérdida de información, por lo que el almacenamiento de datos es más seguro.
  • Mayor grado de colaboración: debido al hecho de que los colaboradores tienen acceso directo, se impulsa la colaboración y la creatividad ya que todos pueden intercambiar sus ideas.
  • Ahorro de tiempo: se evitan los tiempos muertos en creación y edición de documentos ya que al no tener que esperar archivos adjuntos en el correo, se agilizan los procesos.
  • Mayor capacidad de almacenamiento: en la nube no existe límite para almacenar información.

En definitiva, el trabajo en la nube les permite a tus colaboradores realizar sus tareas de un modo muchísimo más eficiente y rápido, con el plus de impulsar la dinámica laboral de los equipos. Si estás pensando en aplicar este modo de trabajar en tu compañía en AB Comunicaciones podemos ayudarte, contactanos!

noviembre 14, 2016

/

Por: abcom

/

Tags: redes sociales internas, yammer

/

Categorías: Comunicación digital

A lo largo de la historia, se han utilizado diferentes tecnologías para facilitar y/o agilizar procesos del trabajo cotidiano. Es por eso que recomendamos implementar en tu compañía el uso de redes sociales internas. ¿Por qué?  Una estrategia adecuada de redes sociales internas le otorgará un valor agregado a la gestión de la CI, al clima laboral y, en especial, al trabajo cotidiano de los colaboradores. Es decir, estas redes corporativas son un mecanismo de escucha, estimulan la colaboración, la innovación, la comunicación transversal y aumentan la productividad.

Además,  que los colaboradores compartan sus conocimientos, sus ideas, participen en conversaciones, promueve la fidelización de los mismos con la cultura organizacional de cada compañía.  Estos espacios colaborativos propician puestas en común, diferentes puntos de vista que enriquecen a las organizaciones. Así también, se construyen relaciones interpersonales basadas en el beneficio general de la organización.

Yammer, por ejemplo, es la red social empresarial de Microsoft que presenta una innovadora forma de interactuar. Facilita distintas formas de compartir información en el trabajo a partir de una plataforma accesible que permite crear distintos grupos de colaboración.

Esto resulta ideal para agilizar las relaciones en las organizaciones ya que conecta a todos los empleados de la compañía, ya sea para generar equipos de trabajo como para compartir noticias internas, fomentando la unidad de la compañía. Además, también proporciona herramientas de evaluación, un recurso necesario para el proceso de gestión de la CI.

A continuación algunos tips para lanzar Yammer o cualquier red social interna en tu compañía:

  • Define los objetivos y transmíteselos a los colaboradores. Esto también permitirá establecer los indicadores que midan el éxito.  
  • Comparte los beneficios con tus colaboradores. De esta manera, aumentarás la adhesión y aceptación de los miembros de la organización y, además, estaremos más próximos en convertir nuestros colaboradores en fans de la compañía.
  • Involucra a toda la compañía. Es necesario que todas las áreas sean partícipes en esta red para promover una fidelización de nuestra cultura.
  • Elige una plataforma responsive. Esto les permite a los colaboradores acceder desde sus dispositivos móviles a la red en cualquier lugar y  en cualquier momento.  

De todas formas, las redes sociales serán buenas aliadas de nuestra estrategia de CI siempre y cuando tengamos un plan estratégico para su gestión.  Antes de lanzarnos hay que tener en cuenta cuestiones esenciales como por ejemplo, el grado de madurez social de la organización, el respaldo de dicha acción por parte de los directivos o el desarrollo de nuestro propio manual de uso en redes sociales.

En AB Comunicaciones podemos ayudarte a preparar el escenario y elaborar un plan estratégico para garantizar el éxito de implementación de las redes sociales internas en tu compañía. Contactanos!

La evolución de las tecnologías y el desarrollo del entorno digital, entre otros factores, ha incrementado el número de conexiones entre los diferentes grupos de interés que conforman la reputación de nuestras empresas e instituciones.

Cada vez más , los usuarios interactúan con las empresas exigiendo contenido personalizado y cierto grado de utilidad en lo que el proveedor tiene para ofrecer en cuanto a contenido. Un desarrollo visual atractivo y una presencia online continua e útil, parecen ser premisas ineludibles para los tiempos que corren.

El mundo cambia, evoluciona y las empresas deben  transformarse y adaptar sus estructuras y funcionamiento a esta nueva realidad. La internacionalización de sus productos y servicios, y el conocimiento de la realidad multicultural y de un entorno cada vez mas orientado a lo digital implican urgentes cambios organizativos.

En este sentido, y teniendo en cuenta que en 2015 el contenido web leído desde dispositivos móviles asciende al 80%, las empresas deberán prestar especial atención a su gestión y posicionamiento en redes sociales, al desarrollo de sus sitios web y a la experiencia de usuario. Todos factores claves para el éxito de una estrategia a la largo plazo.

Estos nuevos escenarios no sólo imponen repensar la estrategia de comunicación, si no también la incorporación de ciertas prácticas profesionales como el comunnity management, el responsive design y las estrategias de marketing online.

Lo realidad digital parece haber llegado para quedarse, y debe ser una parte constitutiva del plan de acción comunicacional para garantizar su perdurabilidad y éxito….

junio 3, 2014

/

Por: abcom

/

Categorías: Comunicación digital

El contenido que gobierna hoy las redes sociales es el microrrelato. Hijo directo de los blogs, este género está presente en Twitter, Facebook y la intranet corporativa y la redacción de quien quiera figurar en Internet debe acomodarse a sus reglas.

Cuando se publica contenido como empresa se debe estar predispuesto a conversar y aportar valor. Los perfiles empresariales que sólo publican información y promociones sin conectar con sus seguidores generalmente terminan por desaparecer. Por ello es tan importante que la persona sea ágil en este medio y le guste relacionarse con los demás. Twitter se puede ocupar dentro de las empresas como una herramienta para el Marketing, las Relaciones Publicas, la Atención al Cliente y los Recursos Humanos.

Twitter es un canal de comunicación, sería un error utilizar Twitter solamente para promocionar nuestra marca, debemos ofrecer contenidos útiles, que puedan interesar a nuestro público objetivo y lo más importante, crear conversación. Según el sitio español Puromarketing.com, se pueden definir los consejos más destacados para la redacción de contenidos en Twitter:

– Ser el primero en compartir. Permanecer atento a las novedades sobre el área de negocio de la compañía. – Utilizar Twitter para ayudar a los públicos objetivos.

– Seguir la regla del 80/20 de las Redes Sociales: el 80% de los tweets debería ser contenido útil para los seguidores y el 20% para promocionar la marca.

– Conseguir 100 seguidores relevantes en un mes es mejor que conseguir 1000 seguidores sin relevancia cada día de la semana.

– No utilizar herramientas para contestar automáticamente a los seguidores. Cada seguidor es único.

– Utilizar los RT (retweets) que ayudarán a estar activo y mostrar a los seguidores lo que te interesa.

– Repartir los tweets en el tiempo.

– Conversar con tus seguidores, no hay que limitarse a promocionar los productos o marca. Proporcionar a los seguidores contenidos que les interese, algo que puedan utilizar.

– No limitarse solo a re-twitear y a compartir enlaces, utilizar Twitter para conversar con tus seguidores.

– Utilizar Twitter para saber lo que se dice sobre la marca o producto.

– Promocionar el perfil de Twitter, incluyéndolo en la web, en tarjetas de presentación, artículos y  presentaciones corporativas.

– Dedicar tiempo a contestar y a re-twittear.

– Escribir de forma periódica, sin llegar a ser spam.

– Explotar la herramienta de “Listas” para escuchar los que dicen tus seguidores de forma más ordenada. Se pueden crear listas por segmento de mercado, área de conocimiento, intereses, etc.

Un ejemplo de buena utilización de Twitter es Telecom. Es un canal que se usa para generar debate pero también para que cuenten qué está haciendo cada área. Informa y no promociona.

Concluyendo,  las compañías deben ingeniar sus textos para atraer a sus empleados a la lectura de de sus blogs y sus redes sociales ¿Qué pueden hacer para resaltar entre tanto ruido y conseguir que tomen en cuenta las publicaciones? La clave está en la generación de buenos contenidos que resuelvan los problemas de los empleados y que sean de interés para ellos y su familia. Porque las organizaciones se componen por sus empleados y sus familias. Y estos contenidos deben tener un correlato absoluto con la cultura organizacional.

Podrás encontrar más información sobre redes sociales en nuestro libro Conversaciones o en nuestro Blog.

mayo 30, 2014

/

Por: abcom

/

Categorías: Comunicación digital

La viralidad con la que hoy circula la información encuentra su origen en el increíble  crecimiento de las redes sociales del que somos testigos desde ya algunos años.

Ser parte de una empresa, nos hace responsables de lo que decimos, de cómo lo  decimos y de modo actuamos en las redes sociales.

Pero antes de seguir avanzando, veamos algunos números en el mundo que nos  pueden ayudar a entender por qué es necesario vigilar bien lo que decimos.

  •  Twitter tiene 500.000.000 usuarios, 218 millones de usuarios activos al mes  y 500 millones de tweets al día.
  •  LinkedIn tiene 259.000.000 usuarios
  •  Facebook  tiene 1.109.000.000 usuarios

Entonces, con esta exposición: ¿no es clave pensar primero y escribir después?

En la vorágine diaria, puede ser que se nos escape esta reflexión. Por eso acá te damos 6 consejos para que tengas en cuenta antes de apretar el botón twittear:

Los SI

  1. Dividir las redes sociales. Si tenés enlazadas varias redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn y todo lo que publicás en alguna de ellas se muestra en las demás, hay que tener cuidado, ya que cada una de estas páginas tienen propósitos diferentes. Por eso es recomendable no realizar comentarios que puedan resultar contraproducentes para la compañía en redes sociales que clientes o posibles clientes puedan llegar a verlo.
  2. Chequear la información que publicamos. Asegurate al 100% que lo que estás publicando sobre tu compañía es un dato certero y tiene sustento en la realidad.
  3. Respetar el espíritu de la marca en las publicaciones. Es importante porque refleja lo que somos, quienes somos, lo que hacemos y para qué o quiénes lo hacemos. En definitiva, te aconsejamos no realizar publicaciones que vayan en contra de la razón de ser de la compañía.

Los NO

  1. Contradecir la política de comunicación de la empresa. Es necesario coincidir en un todo con la política de comunicación o con el estilo de comunicación de la empresa para no generar cortocircuito. Por ejemplo: es clave primero comunicar a los equipos o puertas adentro y después al mundo exterior. No es recomendable que novedades de la empresa se conozcan por las redes sociales.
  2. Brindar información empresarial. A veces resulta sencillo comentar lo que pasa en nuestros lugares de trabajo, pero hay que tener en cuenta que este tipo de datos son confidenciales para la compañía. Por eso es clave no divulgar información que pueda resultar sensible directa o indirectamente, tanto para el público interno como para el externo. Por ejemplo: si no se van a aumentar los sueldos no publiques que la compañía creció en ventas.
  3. Olvidar que somos embajadores de la marca.  Puertas adentro, en nuestros equipos, en la compañía, en el comedor, en las reuniones y también en las redes sociales somos embajadores y portavoces de la empresa.

Todo el contenido que subamos a las redes sociales, ya sea Twitter o LinkedIn e incluso Facebook (aunque sea una red más de corte social que profesional) genera conversaciones y se dispara un diálogo al que hay que estar preparado para bancar.

En la red social Twitter, cien millones de usuarios son usuarios activos diarios, al menos entran una vez e interactúan cada 24 horas. Y los usuarios envían al día 500 millones de mensajes de menos de 140 caracteres. Estas cifras, que se calcularon a final de junio de 2013, suponen un incremento del 44% en número de usuarios activos al mes en comparación con el mismo mes del año anterior, cuando contaba con 151,4 millones de usuarios activos al mes.

Esto nos muestra la importancia que hoy tienen las redes sociales en nuestras vidas, reafirmándose su condición de medio de información y comunicación.

Entonces, volvamos a la pregunta del comienzo: ¿no es clave pensar primero y escribir después?

Encontrá más información sobre redes sociales en nuestro libro Conversaciones o en Seguimos Conversando